Estilo de vida en el Lado Verduro


Hoy me estreno con un contenido diferente: ESTILO DE VIDA VEGANO EN FAMILIA ðŸ˜ŽðŸŒ±.

En el ámbito vegano, una de la partes más llamativas es la alimentación, y sobre todo, disfrutar de la comida. Llevando el 90% de nuestra vida con otro tipo de alimentación y dos hijas de 6 y 4 años (cuando comenzaron), una parte muy importante para nuestra transición, como sabrás si me sigues en mi cuenta @fromlosttotheveggie en Instagram, ha sido a través de la comida, pero llegado al punto en el que todas las personas de mi familia somos veganas, os quiero contar un poco con detalle como ha ido siendo el proceso y como es ahora nuestra vida, desde el máximo respeto hacia todas las personas. Porque realmente, por suerte o desgracia, no todo gira alrededor de la alimentación. Vivimos en un sociedad que participa consciente o inconscientemente en la explotación animal, y hay que lidiar con muchos ámbitos de la vida.  

¿Por qué te cuento esto?

Porque quizá estás, quieres estar, has estado en mi situación, o simplemente te interesa 😎 y creo que compartir experiencias nos ayuda mucho, empatizamos entre nosotras y con las demás personas. Descubrimos puntos de vista diferentes y se da lugar a pensamientos que quizá no te habías planteado. Si te apetece, ¡sigue leyendo y acompáñame al Lado Verduro!

¿Qué es veganismo para mí?

Cómo ya sabrás (o quizá no) el veganismo es un movimiento ético y político que rechaza el consumo de cualquier producto o acto que provenga de la explotación de los animales. Es decir, va desde la alimentación, pasando por ropa, cosmética, limpieza del hogar... Hasta el hecho de participar en actividades donde haya explotación de animales, como zoos, festejos, etc. Pero resumiendo, para mí, el veganismo es un ACTO DE EMPATÍA por aquellos que no tienen voz.

Me he dado cuenta de que no quiero ser parte de algo que no me parece bien, Y, ¿ahora qué?

De alguna forma has llegado a este punto, ¡bien! Está genial querer evolucionar hacia un mundo más empático para todos los seres vivos. Y te diré una cosa, no importa cómo lo hagas, ni cuánto tiempo te lleve, todo el proceso estará bien. Simplemente, ponte una meta general objetiva, e intenta llegar a ella mediante pequeños pasos. 

No hay un orden, simplemente, siéntete cómoda con lo que haces. Quizá es difícil (aunque no imposible) dejar todo de un día para otro, puede abrumarte el cambio, cambiar tus hábitos, recibir tanta información...

Por ejemplo: 
Puedes comenzar por ir introduciendo alternativas, sin eliminar nada, para ir acostumbrándote a nuevos sabores, productos de hogar, cosmética... 
Ve familiarizándote con productos en tu lugar de compra habitual y/o busca un tienda vegana por la zona donde vivas (si no hay, tienes muchísimas tiendas veganas online). Te recomiendo, para empezar, la web Vegano por Accidente ahí, encontrarás un montón de productos de los supermercados más habituales. 
Otra alternativa, ir intercambiando lo que menos te cueste. ¿Carne? Por legumbres, tofu, soja texturizada, legumbreta, seitán, tempeh... 

¿Qué es lo más fácil con el tema alimentación? Comprar ingredientes y no productos. Sabes que unos garbanzos son vegetales, en cambio, si vas a comprar un preparado, te tocará mirar la lista de ingredientes. Las primeras semanas, tardarás muuucho en hacer la compra. Pero un día, ¡irás a tiro hecho!

Tampoco hace falta ser una persona con dotes altas de cocina, hay mil formas de disfrutar de la comida, saber unos tips básicos y listo. Busca en redes sociales, en Instagram cuentas de recetas veganas, YouTube...  y déjate llevar por las que más te inspiren. Somos una comunidad muy grande, vas a tener mil ideas. En mi perfil de INSTAGRAM, por ejemplo, tienes recetas para todos los gustos y colores.






Vale, pero necesito saber cómo tener todos los nutrientes que antes, ¿Necesito gastar dinero en nutricionistas?

¿Necesitas darle una vuelta a esa caca de pirámide alimenticia que te ponen en todas partes? Sí. 
¿Necesitas que una dietista-nutricionista te haga una dieta? Eso depende de las necesidades de cada una, aunque te recomiendo que sí que hagas una primera consulta o asesoramiento, te dará herramientas, paz y tranquilidad jeje 

A partir de este momento, tu Biblia será: Vegetarianos con Ciencia de Lucía Martínez (@dimequecomes).

Para empezar, TIPS rápidos:
  • La única vitamina que tendrás que suplementar, sí o sí, será la B12 en la dosis recomendada.
  • Añade alimentos ricos en vitamina C a las comidas para mejorar la absorción del hierro.
  • La sal, será yodada.
  • Para la vitamina D, toma el sol directamente (sin protección) unos 15-20 min al día, evitando, en verano, las horas de mayor incidencia de rayos solares.
  • Incorpora a tu dieta diaria semillas de lino trituradas y/o puñadito de nueces, tiene mucho Omega 3.

También te dejo enlace a un vídeo cortito donde hago un resumen de lo más importante :)

Mi truco para llevar una dieta lo más equilibrada posible, es el Plato Harvard y una lista mental de nutrientes. Me es más sencillo así.




¡OJO! Desde el minuto uno que salga por tu boca: VEGANISMO, por arte de magia todo el mundo se convertirá en nutricionista. Además, ¿tienes peques? Ármate de paciencia. Puedes cerrar las orejas y asentir con una sonrisa.

¿Por qué te cuento todo esto?

Es normal que te asalten mil dudas... y a mí me ayuda mucho conocer y hablar con personas que se asemejan a mi estilo de vida. Vegana no se nace (aunque ahora ya sí), vegana se hace, y es posiblemente el mejor camino que puedes elegir, pero agárrate, porque puede venir con baches y curvas guapas. Si hay una pequeña posibilidad de que esto pueda ayudarte a querer iniciar ese camino o llevarlo mejor, ¡me quedaré satisfecha!

En la siguiente entrada, te cuento como nos hicimos veganas :)

¡Nos vemos en el Lado Verduro!

Alba.


Comentarios