¿CÓMO LLEGAMOS A SER VEGANAS? (Parte II: Fuera peces)

¿CÓMO LLEGAMOS A SER VEGANAS?
 (Parte II: Fuera peces)

pescado vegano tofish

Durante bastante tiempo consumí pescado de manera esporádica, siempre y cuando nunca tuviese la forma de... un pez... y casi siempre fuera de casa, por comidas familiares, con amigos, viajes o trabajo. Pensaba que de esa forma "no molestaba tanto" a las demás personas, y que evitaría conflictos. Es decir, se podría que era lo que se conoce como ¿flexitariana? 

Y en esta entrada, me extenderé algo más, porque creo que si hubiese tenido esta información, habría dado antes el paso completo. Aunque, todas tenemos nuestros tiempos, no hay que agobiarse.

¿Y por qué crees que a menudo se suele eliminar más tarde los animales de mar de la dieta cuando haces una transición a una alimentación basada en plantas? 

Es triste y especista, pero suelen generar menos pena. ¿Y eso? Se empatiza menos... Puede ser porque tenemos menos similitudes que con los animales terrestres, sobre todo con los mamíferos. Cuantos más comportamientos similares tenemos, más empatía nos genera. 

Pero... ¿Los peces sienten?

"Sienten dolor, son inteligentes, emocionales, tienen vida social, son capaces de aprender, juegan, colaboran, se distinguen entre ellos, cuidan de sus crías, usan herramientas..." (Artículo completo, te recomiendo que lo leas para conocer cosas maravillosas sobre los peces) No pueden chillar, así que se es menos consciente de su sufrimiento. Pues sienten, son súper inteligentes, sí tienen memoria, y son sociables. También puedes ver esta infografía sobre la pesca de Mer @veganning_better.

Y si nos vamos al punto medio ambiental, la sobre explotación de la pesca está acabando con la biodiversidad marina, captura más especies de animales y plantas de las necesarias, y además libera el carbono retenido en el suelo del fondo marino, lo que conlleva a un aumento de los gases efecto invernadero. Locura!

Los peces son amigos no comida

Con todo lo anterior, mi intención no es juzgar, si no informar, para que así se pueda ser más consciente en cuanto a tomar decisiones sobre como preferimos hacer las cosas. Pues esta información, yo no la tenía... y por eso estoy escribiendo todo esto… por si a ti te sirve, o te sientes identificada con tu transición. 

¿Y cómo dejé yo a los peces fuera del plato?

Una anécdota que me hizo sacarlo por completo de mi dieta, fue una Nochevieja. Cenábamos en mi casa, y mi suegra, trajo navajas para la cena, vivas... "mételas en agua con sal", me dijo. Primer revolcón de estómago. Éramos bastantes, yo hice opciones vegetarianas, y el resto trajo guisos típicos y marisco. Ya venía todo listo, menos las navajas... ahí estaban... Se supone que las iba a hacer otra persona, pero la gente estaba a su bola, la sartén humeando... Las eché yo... automáticamente, me sentí lo peor del mundo... se me encogió el estómago. Me fui al baño y lloré. Al día siguiente, íbamos a comer a casa de la abuela de Álex, y con toda su buena fe, me prepararon pescado para mí sola... No lo pasé nada bien... medio comí un poco... por no hacer el feo, ese fue el último día.

En este punto llevaba casi un año sin comer carne, a pesar de comer saludable,  no tenía mucha idea de como era una dieta equilibrada basada en vegetales. Me dediqué a comer legumbre, tal cual, para sustituir la carne y pescado. Me refugiaba en los huevos y lácteos, no te voy a engañar. Tampoco me planteaba que a mi familia le pudiese faltar algún nutriente porque las niñas comían en el comedor, y tanto ellas como Álex, comían de todo fuera de casa. No me percaté que había alguna que otra cosilla que hacer. 

Un día, vino una amiga enfermera (gracias Miriam!) y me dijo: "Y, ¿Tomas B12?". WHAAAT?

Mi médico, sabía que no consumía animales y no me había dicho nada... (Sí... muchas personas sanitarias no están actualizadas, prepárate). Hacía un rato, me habían regalado el libro Vegetarianos con Ciencia (la famosa Biblia), le eché mano y me enganché, mucho. ¡¡Ostras!! pero la de cosas que aprendí... Calcio de las almendras, de las crucíferas, omega 3 de las nueces, del lino, combinar aminoácidos de las proteínas... empecé a buscar por internet webs de nutrición basada en plantas, cuentas de Instagram... Menudo mundo... ¡Me encantaba! Me compré B12 en pastillas, y Álex y yo, empezamos a tomar la cantidad que necesitábamos.

El único derivado de soja que me gustaba era soja texturizada... con todo lo demás, no me hacía... empezaba a estar un poco perdida... Pasó el tiempo, no sé cuanto, pues otro año más o menos... Investigando, descubrí una tienda vegana a media hora de mi casa Alma Vegana y allá que me animé... Recuerdo que compré legumbreta, Calabizo, y hamburguesas Beyond. Ese mismo día hice la legumbreta con la receta de Reinas y Repollos... y lloré de la más absoluta emoción jajaja. Me entraron de nuevo las ganas de cocinar, de comer, de vivir!! Empecé a mirar recetas, a probar combinaciones... algunas no estaban buenas, otras súper ricas! Empecé a ver que podía ir sustituyendo huevos y lácteos en las recetas y comidas, y ¡¡ostras!! ¡¡que quedaba guay!!! Me pareció buena idea ir apuntando lo que hacía, porque cuando quería repetirlo, me había olvidado de tanto probar y probar... Y de aquí, nació @fromlosttotheveggie No le dije nada a nadie, era como mi recetario... empezaba a hacer casi todo vegano pero sin decir que era vegano. No estaba preparada para salir del armario verduro... Me estaba pasando a una alimentación 100% vegetal, pero sin tener que haber visto EARTHLINGS o DOMINION (a día de hoy sigo sin verlos porque son bastante duros, así que valora si quieres verlos), simplemente por pura lógica de que había algo que no iba conmigo... 

Aunque reduje bastante el consumo de lácteos y huevos, y no sabía lo que se a día de hoy, seguía comprando por Álex y la familia, o lo tomaba fuera de casa si no había más que una ensalada como opción vegana. Pues bien, con el camino casi hecho en la parte de la alimentación, llegó el famoso confinamiendo...

Cuento todo esto porque considero de vital importancia respetar los tiempos y ver las distintas maneras de cada persona. No podemos juzgar a nadie, estamos demasiado arraigadas al costumbrismo, al "porque siempre se ha hecho así". Os prometo, que aunque a día de hoy me parece increíble, tenía un venda, y ni me imaginaba todo lo que sé ahora, porque nos han educado así, para NO VER.

En la siguiente entrada te cuento como sigue mi camino al lado verduro :) Gracias por leerme y espero poder inspirarte o servirte de ayuda con mi experiencia.


Comentarios